Preludio

Empiezo mi primera entrada mundialista con un disclaimer: leer cualquier cosa...